Entre dos fuegos

Si ya hablando resulta difícil hacer comprender tu postura, cuando no estas ni con los unos ni con los otros, escribiendo aún resulta más complicado, de ahí que haya puesto ese título y lo amenice empezando con una danza de fuego.

Ya he colgado varios artículos en relación a este asunto que nos ocupa, sí a TV3  pero no así; valencià si, manipulación no o bien otros de otros autores que he colgado en el otro blog, este es uno más que quiero dejar para intentar aclarar un poco más mi postura en este asunto que nos ocupa, no se si será el último o si tal vez haya más en un futuro.

Como sabéis se ha celebrado recientemente una manifestación en Valencia en demanda del cese a la censura del Consell contra las emisiones de la televisión  catalana en nuestro territorio.

Me he manifestado en el pasado y lo sigo haciendo a favor de esas emisiones, o mejor dicho, a la recepción de la señal en nuestro territorio pero sigue sin gustarme que esa lucha se organice y dirija desde otro territorio, no me gusta. Entre otras cosas porque se manipula la información, se dicen medias verdades y alguna que otra mentira interesada.

Es cierto que Consell y Ayuntamiento así como la Diputación han puesto todas las zancadillas que han podido, estaban en su derecho. La plaza de toros es de la Diputación de Valencia y aunque no es de recibo que se ceda a unos y se deniegue a otros simplemente porque no te gusten, también es cierto que está en obras y cederla hubiese supuesto un grave riesgo para la misma.

Dice un amigo mío, es cierto que le tengo en gran estima, que Llach vino en defensa de los valencianos, no me lo creo, no vino en defensa de los valencianos, vino en defensa de unas ideas, muy respetables y que comparto en gran parte, pero que no es el sentir de la inmensa mayoría de los valencianos. Además nosotros, los valencianos, no necesitamos ese tipo de defensas aquí y de ese modo. Me explico.

Es absolutamente intolerable que un gobierno de una comunidad autónoma y de un determinado partido político intente poner mordazas a la libre expresión de ciudadanos que no comulgan con sus ideas y es absolutamente intolerable que se permitan esas actitudes. Ni gobierno central, ni el propio PP, ni la Justicia han tomado cartas en el asunto para impedir esos ataques a la libertad de expresión que ya vienen de lejos. Hemos sabido que el gobierno valenciano no tiene competencias como para imponer sanciones en esta materia de las telecomunicaciones, que esa es una competencia exclusiva del gobierno central; a pesar de ello sigue adelante con la sanción a ACPV, propietario de los repetidores, una sanción que ya no se a ciencia cierta a cuanto asciende pues cada vez dan una cifra (varían entre 750.000 y 900.000 €), en cualquier caso una sanción inaceptable. No han matado a nadie, ni siquiera han opinado solo han permitido que llegue la emisión de unas determinadas cadenas de televisión y eso parece que al PP valenciano le jode (sic) y mucho.

Pero es que recientemente han intentado cerrarles la boca a varias televisiones de alcance nacional porque sacan a relucir sus corruptelas políticas y como no les pueden controlar y dirigir como hacen con Canal 9 pues había que intentar taparles la boca.

No lo consiguieron, afortunadamente.

Los valencianos estamos necesitando ayuda del exterior para acabar con esta situación de censura y manipulación intolerable pero no del modo en el que nos la quieren vender desde los sectores nacionalistas catalanes y valencianos ya que ellos representan a muy pocos. TV3 apenas tenía una audiencia del 0’03%, una audiencia prácticamente nula pese a la calidad, en líneas generales, de sus emisiones. Como poco representativos son estos nacionalistas tal y como se reflejan en las distintas elecciones que se celebran en esta Comunidad donde no tienen representación en el parlamento autonómico y muy escaso en los distintos ayuntamientos de la comunidad. No obstante esto tienen todo el derecho del mundo a pensar como les de la real gana, a expresarse como quieran dentro de la legalidad vigente y a ser respetados por ello tanto si nos gusta como sino nos gustan sus ideas pero ¡ojo!, los demás también tienen derecho a pensar distinto a ellos o a quien sea, incluido el PP que a mi no me gustan nada pero que no me queda más remedio que tragar con ellos porque la voluntad mayoritaria de los valencianos ha querido que nos gobiernen.

En Catalunya tienen un gran seguimiento estas ideas y también allí vengo observando que estas personas no acaban de respetar a quienes piensan de modo diferente a ellos y eso no me gusta con que imaginaron tener que aguantarles aquí; respetarles sí siempre que ellos nos respeten, de lo contrario que se vuelvan a casa.

Así que me voy a despedir por unos días, aprovecho que viene la Semana Santa y me alejo de la gran urbe y más mañana que se nos va a llenar de barcelonistas y madridistas para ver  la final de la copa del rey, los del Barça nos montarán el típico espectáculo del himno nacional, no lo respetarán, veremos si con los watios consiguen acallarles y esto no es censura.

Me despido con una de las canciones que interpretó Llach desde un camión ya que no les permitieron montar un escenario.

votar

Acerca de jonkepa

I am seaman (Master).
Esta entrada fue publicada en Opinión, Política valenciana. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Entre dos fuegos

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s