La muerte de Bin Laden, ¿abatido o asesinado?

Así fue el operativo paso a paso.

El mismo día que supimos que habían matado a Osama en una mansión unos kilómetros al norte de Islamabad ya discutíamos si había muerto en combate o había sido asesinado.

En principio, y con la información de que disponíamos, yo defendía la opinión de que había muerto defendiéndose por lo que no consideraba que su muerte fuera un asesinato.

Nos dijeron que siempre descansaba con su Kalashnikov junto a él, nos dijeron que se había defendido. Hoy hemos sabido que no estaba armado y justifican su muerte diciendo que se defendió, pero yo me pregunto cómo se defendió de un ataque de los seals, el cuerpo de élite del ejército norteamericano, uno de los mejores grupos de asalto del mundo; ¡coño! Que estamos hablando de Bin Laden y no de Chuck Norris o de Rambo.

También nos mintieron sobre que había usado como escudo humano a una de sus esposas, hoy hemos sabido que eso también es falso, incluso nos han dicho que una hija suya, de 12 años, ha confesado que su padre se rindió que le obligaron a tirarse al suelo y que en esa posición le pegaron un tiro en la cabeza.

Pero en esta acción han surgido muchas dudas, demasiadas.

No sabemos a ciencia cierta cuántos helicópteros participaron en la acción, unos dicen que dos, otros que cuatro y algún otro solo tres. Si Pakistán no estaba al tanto de la operación estamos hablando de una agresión en territorio ajeno y sin su autorización y si encima la operación se pudo llevar a cabo gracias a informaciones obtenidas bajo tortura la cosa aún es mucho más grave.

No es mi intención defender a alguien como Bin Laden con el curriculum que atesora tras de sí (New York, Madrid, London, Bali, Marraquesh, etc.) pero me da la impresión que estos es más una ejecución en toda regla que un intento de captura de un terrorista para ponerlo a disposición judicial que hubiera sido lo más correcto.

Pero ¿qué podemos esperar de un gobierno acostumbrado a tomarse la justicia por su mano?

Invadieron Irak con la excusa de unas armas que no aparecieron. Capturaron, ¿juzgaron? y ahorcaron al presidente de ese país, Saddam Hussein.

Ayudaron a la captura y muerte de Ernesto Che Guevara. Intentaron invadir Cuba (Bahía Cochinos).

Pero hoy también hemos sabido que tras supuestas deliberaciones, el presidente Barack Obama no va a permitir la publicación de las fotos que nos demuestren sin ninguna duda que han matado a Bin Laden. Dicen que las imágenes son muy crudas y yo me pregunto sino fueron duras las imágenes del cadáver del Che o las del de Tiro Fijo, el de las FARC?. Probablemente no para Obama.

Me ha decepcionado profundamente la declaración de Zapatero justificando esta muerte y sobre todo me decepciona que quien ordenó esta muerte sea el Premio Nobel de la Paz.

¿Sabrá Barack Obama lo que eso significa?, parece que no.

Sino aparecen esas imágenes siempre nos quedará la duda de si realmente murió o no. Ya nos dijeron que le habían matado en Tora Bora, también nos dijeron que probablemente habría muerto por no poder realizarse la diálisis que decían necesitaba.

Afortunadamente, en el supuesto de que le hayan matado realmente, nos habremos desecho  de un terrorista de los más sanguinarios que hemos padecido en los últimos años pero otro cogerá su relevo.

Dicen que el egipcio Aymán al Zawahirí ( ايمن الظواهري), su probable sustituto es mucho más sanguinario que Bin Laden.

El asesinato a balazos del enemigo número uno de Estados Unidos, que al parecer ha preferido hacer “justicia” sumaria a cogerle con vida y hacerle pagar por sus crímenes en un proceso legal que habría sido una pesadilla jurídica y política, no traerá el colapso operativo de Al Qaeda por la propia naturaleza no jerárquica de la red. Sí supone, en cambio, un durísimo golpe psicológico, mientras gana ímpetu la revuelta de la calle árabe contra sus despóticos gobernantes. Al Qaeda se ha quedado sin su gurú cuando más evidentes resultan la esterilidad de sus prácticas bárbaras y ultraviolentas, que a ningún gobierno derrocan ni nada construyen, y su absoluta alienación de una primavera árabe que reclama, y en ocasiones conquista, libertad y dignidad. Pero, por de pronto, ya ha prometido venganza.

Esto no ha acabado.

votar

Acerca de jonkepa

I am seaman (Master).
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a La muerte de Bin Laden, ¿abatido o asesinado?

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Más fotos de Fnideq (Castillejos – فندق) « Jon Kepa

  3. Pingback: Al Qaeda confirma la muerte de Bin Laden y promete venganza « Jon Kepa

  4. Pingback: EE UU intenta sin éxito eliminar a otro líder de Al Qaeda « Jon Kepa

  5. Pingback: USS Carl Vinson (CVN 70) « Enseñanzas Náuticas

  6. Pingback: Al-Qaida quería atacar petroleros para acrecentar la crisis « Enseñanzas Náuticas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s