Educación para la ciudadanía

Bus EMT València

Hace ya muchos meses se debatía en España acerca de una asignatura a implantar en los colegios y que se le conocía con el nombre del título del escrito. Se vertieron ríos de tinta a favor y en contra de la misma sin que llegáramos a ponernos de acuerdo.

Unos la criticaban porque ciertas aseveraciones que había en el programa enervaban a los más fundamentalistas entre el estamento político religioso de nuestra casta política, otros la defendían porque la tienen implantada la inmensa mayoría de los países miembros de la UE y los más, sin entrar en estas historias, considerábamos que la ciudadanía (nuestros escolares) necesitan una educación y unos conocimientos mínimos de respeto a los demás.

Y alguno se preguntará que a santo de qué vengo ahora, con la que está cayendo, con esto de la Educación para la ciudadanía. Pues viene a cuento de una doble experiencia que me ha tocado vivir hoy.

Resulta que esta mañana he tenido que realizar unas gestiones particulares y para desplazarme hasta el organismo público desde mi domicilio he tenido que ir en dos autobuses de la EMT y en otros dos para volver. En el viaje de ida y en el segundo autobús se ha producido un incidente en el que no ha ocurrido una desgracia de milagro. En una de las paradas ha intentado subir un minusválido que iba en silla de ruedas. Los autobuses de la EMT de Valencia tienen habilitada una rampa en la puerta central desde la que acceden al bus y desde la que descienden del mismo los minusválidos que van en silla de ruedas, para otros menesteres tienen autobuses de uso exclusivo para minusválidos. El conductor del autobús no se ha dado cuenta de la presencia de esta persona y ha hecho amago de arrancar y seguir la marcha pero algunos pasajeros han gritado y no llegó a iniciar la marcha. Unos momentos de tensión, el minusválido con el susto en el cuerpo y haciéndole ostensibles gestos al conductor de que estaba loco y negándose a subir,¡cualquiera! pensaría. Al final no sube y el conductor continúa la marcha.

Un incidente que no llega a mayores pero hay un comentario de una pasajera absolutamente fuera de lugar, la señora va y dice ” la culpa no es del conductor, no puede estar en todo”. No me pude callar y le dije que sí que el conductor tiene la obligación de estar en todo porque si llega a arrancar la marcha y arrastra a la persona en cuestión podría haberle matado por una mala caída o por el simple hecho de arrastrarle que su obligación es estar al tanto de todo lo que ocurre durante la conducción. No me contestó, además pude observar que tanto esta señora como quien le acompañaba estaban sentados en asientos reservados para minusválidos, ancianos y embarazadas, no se daba ninguno de los casos citados en ninguno de ellos. Estas dos personas necesitaban haber estudiado Educación para la Ciudadanía pero un curso intensivo. El autobús era de la línea 4.

En el viaje de vuelta y también en un autobús de la línea 4, pero otro, se da otro caso no tan grave pero si que demuestra una mala educación y una falta de respeto. Un señor, pasajero, se levanta antes de su parada, toca el timbre demandando la parada, lo hace a escasos metros de mi, le veo la acción de pulsar, oigo el timbre y veo el cartel que se ilumina cuando alguien solicita la parada. El autobús para, abre la puerta delantera, la de subida de pasajeros, la cierra y se apaga la luz de aviso como en todos los autobuses de Valencia. No abre las puertas de bajada, arranca, le gritamos que pare y abra las puertas, nos dice que no tiene el aviso de bajada, le decimos que se le ha avisado y pone como escusa que la luz de advertencia está apagada que no se le ha avisado y se le dice que está apagada porque abrió y cerró la puerta delantera que no viniera con excusas absurdas que se le avisó y que abriera la puerta. Al final abrió no muy convencido. A este conductor también le hacía falta un curso intensivo de Educación para la ciudadanía, se lo podrían dar en la propia EMT o el Ayuntamiento.

Otros conducen en plan temerario, la mayoría no respeta las rotondas que no están reguladas por semáforos, cortan el paso a vehículos utilitarios tengan o no tengan preferencia.

Resumiendo que Educación para la Ciudadanía no es solo información acerca de las tendencias sexuales de la gente, es también enseñanza para respetar otro tipo de derechos como el derecho al respeto que todos nos merecemos.

votar

Acerca de jonkepa

I am seaman (Master).
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Educación para la ciudadanía

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. JRio dijo:

    Yo creo que los conductores de los autobuses están demasiado quemados, y sí, en muchos casos necesitan un poco de educación para la ciudadanía. Los hay que como tienen un carnet especial, pues eso, se sienten especiales al conducir…

    Buen blog, tienes mi voto en Bitácoras, Suerte.

    • jonkepa dijo:

      Gracias amigo, por el comentario y por el voto. A mi aún me quedan unos cuantos votos por entregar.
      La experiencia que he ido adquiriendo en el otro blog pretendo trasladarla a este en forma de comentarios propios y enlazarlos a, cuando cuadre, otros lugares que complementen mi escrito.
      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s