Tremenda injusticia

Esta mañana hemos conocido la primera sentencia del caso Gürtel, el juez Baltasar Garzón ha sido inhabilitado durante 11 años por el tema de las escuchas en el caso Gürtel.

Hace algunos años se hizo famosa la frase pronunciada por el entonces alcalde de Jerez, Pedro Pacheco dijo aquello de “la justicia es un cachondeo” y no veáis el revuelo que se armó. La frase venía a cuento por las dificultades que encontraba la alcaldía en ejecutar una resolución a cuento del chalet de cierto personaje famoso que incumplía las normas de urbanismo de la localidad. Ha pasado muchos años de aquello y el chalet sigue sin acatar la sentencia de la alcaldía.

Hace unos días acabó el juicio que el Tribunal Superior de Justicia de Valencia celebró contra Ricardo Costa y Francisco Camps en el tema de los trajes. De todos es sabido que el jurado popular les declaró no culpables por 5 votos a 4 pese a todo lo que pudimos escuchar en las cintas grabadas legalmente, esta vez sí. No se si fue por el desconocimiento de la jurisprudencia y de las leyes por parte del jurado popular como se llegó a afirmar o por esa sospechosa presencia de un miembro de las NNGG del PP en el hotel en el que se encontraban deliberando los miembros del jurado. ¿Miedo?, quizá.

A Garzón le han juzgado y condenado porque se le ocurrió grabar las conversaciones entre los abogados y los presuntos corruptos que se encontraban encarcelados y lo hizo, según él, porque podrían derivarse instrucciones sobre más corrupciones entre ellos. Dijo que no se emplearían esas grabaciones para perjudicar a los acusados, como así fue y que solo se usaban por si de ellas se derivaba la comisión de más delitos en relación con la trama que se juzgaba.

Le denunciaron los presuntos corruptos, corrupción derivada de la entrega de regalos de lujo a cambio de la concesión de diferentes adjudicaciones por parte de diferentes ayuntamientos, la inmensa mayoría de ellos en manos del PP.

Ahora los corruptos de Gürtel están en la calle celebrando con champán la condena de quien osó juzgarles. He llegado a leer un comentario en Twitter diciéndole a Garzón que aún queda sitio para él en las cunetas.

Lo de las cunetas debe ser una alusión a la segunda causa que se acaba de celebrar contra él, tiene tres denuncias, relacionada con la investigación de los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la represión franquista tras el fin de la contienda nacional.

La prensa internacional se ha mostrado indignada y sorprendida por este juicio al juez Garzón. Durante tiempo estamos en boca de todos y nos hemos convertido en el hazmerreír de todo el mundo. Es una vergüenza lo que ocurre en España en materia judicial.

Garzón fue el que levantó la libre de los GAL que tanto benefició al PP pero ahora los crímenes les afectan a ellos directamente o bien de forma indirecta, no olvidemos que pese a las muchas propuestas en ese sentido el PP se sigue negando a condenar el franquismo y sus crímenes, por algo será.

La derecha ha estallado en una inmensa alegría por esta condena, la izquierda ha estallado indignada.

Y lo que nos espera mientras el PP esté en el gobierno.

votar

Acerca de jonkepa

I am seaman (Master).
Esta entrada fue publicada en España, Opinión, Personajes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Tremenda injusticia

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s